Nissan realizó por primera vez pruebas de su tecnología de conducción autónoma por medio de vehículos prototipo al este de Londres.
in

Nissan presenta los cuatro ejes que rigen su sistema de conducción autónoma.

La conducción autónoma en los vehículos Nissan contempla cuatro ejes fundamentales para su correcto funcionamiento: percepción, cognición, decisión y acción.

 

Considere un escenario en el que el vehículo está cambiando de carril y, de pronto, otro vehículo se aproxima en el carril de al lado: ¿Cómo es que el vehículo autónomo transmite información importante sobre aquel que se aproxima rápidamente? o ¿Qué acción va a emprender en respuesta?

 

Una vez que los vehículos comienzan a recolectar información, los sistemas necesitan ser capaces de reconocer y reaccionar ante una serie de situaciones. Es así como los cuatro ejes – percepción, cognición, decisión y acción – de la conducción autónoma de Nissan operan para integrar una exitosa automatización de la dirección, aceleración y frenado.

 

Esta tecnología utiliza cámaras, radares, un sistema LIDAR (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) y sensores para percibir el entorno. Además, desarrolla sistemas cognitivos por medio de reconocimiento de imagen e inteligencia artificial. Finalmente, utiliza algoritmos para tomar decisiones y actuadores para emprender una acción.

 

El sistema es entonces, capaz de reconocer vehículos que circulan alrededor, así como las líneas que dividen los carriles y también detectar vehículos que se encuentran accidentalmente “mordiendo raya”. Además, la tecnología también comunica rápidamente toda la información de regreso para que el conductor entienda lo que sucede de forma fácil.

 

Todo ello permite que sistemas autónomos como Nissan ProPILOT puedan incorporarse rápidamente a vehículos de circulación masiva, logrando también una conexión más cercana con el usuario y una mejor integración a la sociedad.

 

Nissan ProPILOT es el primer sistema que integra una automatización completa de la dirección, aceleración y frenado. Para activarlo, basta con que el conductor toque un botón y ajuste una velocidad predeterminada (entre 30 y 100 km/h).

 

Al activarse, el sistema utiliza una cámara y un programa de procesamiento de imagen para reconocer imágenes tridimensionales y divisiones de carril. Esto le permite al vehículo mantenerse centrado en el carril -aún en curvas- así como conservar una distancia con el vehículo que circula al frente. Si el vehículo delantero se detiene, ProPILOT hace un alto total hasta que el conductor toque nuevamente el botón de ProPILOT o acelere ligeramente.

 

Además de la conducción autónoma en un solo carril y en carretera, la cual ya es una realidad, Nissan lanzará en 2018 la conducción autónoma en múltiples carriles, y para 2020 en avenidas e intersecciones urbanas, mejorando el flujo del tráfico urbano y disminuyendo el número de accidentes de tránsito.

Nissan Serena es el primer vehículo equipado con la tecnología de conducción autónoma de la compañía conocida como ProPilot.

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Nissan X-Trail, Nissan Versa y Nissan Maxima obtienen el primer lugar en Estados Unidos

Festival Cuántico 2017 en el Cenart.