Campo Marte retumba con Medusa Festival

Importantes Djs del mundo como Martin Garrix, Dubfire y Jorge Nava, pusieron a bailar a los tres “monstruosos” escenarios del festival.

La segunda edición del Medusa Festival retumbó el emblemático Campo Marte de la Ciudad de México con beats, luces y euforia de miles de jóvenes de todas las edades.

Importantes Djs del mundo como Martin Garrix con su proyecto de EDM, Dubfire con ese singular toque oscuro en el Techno, así como el lado mexicano de Jorge Nava en el Trance, pusieron a bailar a los tres espectaculares escenarios del festival.

 

Las pupilas de los espectadores se deleitaron, gracias a la iluminación hecha con paneles led de primera calidad y escenarios con estructuras gigantescas acompañados de tentáculos gigantes; Pero las bocinas que retumbaban en tu cuerpo enchinaban la piel. Incluso la pirotecnia despampanante le dieron un brillo espectacular al oleaje de la bandera tricolor.

El “make up neón”, el “súper tobogán medusa”, la alberca de esponjas, entre otras actividades recreativas para los asistentes, fueron algunas de las atracciones que complementaron un fin de semana inolvidable.

 

La comida no quedó de lado. Se podía disfrutar de tacos al pastor, alitas con papás fritas, tacopizzas de cochinita pibil, sí, leíste bien, ¡Tacopizzas! Sin dejar de lado los exquisitos burritos al estilo sinaloense; cada uno de los platillos desde 140 pesos.

Medusa Festival estuvo completo de pies a cabeza. Variedad absoluta en todos los aspectos posibles fueron la fuerza del festival.

 

Los tres escenarios

El Main Stage resonó al ritmo del EDM con Martin Garrix y Pablito Mix le dieron su toque peculiar de sabrosura. Pero fue Frequencerz quien le voló la cabeza a todos con sus beats duros y firmes.

Resonance vibró con uno de los grandes del Techno: Dubfire, quién sedujo con ese singular toque obscuro que lo caracteriza. Además, Luigi Madonna, que desde Italia, trajo sensualidad a las caderas de todos.

En el Trance Stage Jorge Nava puso en alto el talento mexicano con un progresive-techno de calidad indescriptible. Y finalmente Ivan Mateluna volvió dementes a todos con su mezcla definida como dance-electro-sensorial.

De esta forma, una vez más Medusa Festival nos demuestra que la música no tiene distinción de género, edad, ni gusto. Después de la exitosa primera edición en el estado de Puebla y esta segunda en la Ciudad de México, se espera con ansias un line up de primera para el año próximo.

 

Texto: José Antonio García.