INFINITI, la marca japonesa de vehículos premium, ofrece un modo de manejo en el cual el conductor tiene la posibilidad de ajustar varios sistemas del vehículo de acuerdo a sus necesidades de conducción. Dentro del modo Personalizado se pueden ajustar los siguientes elementos: motor y transmisión, volante, suspensión y activar o desactivar el control activo de trazo.

La puesta a punto del vehículo estará a cargo del conductor para emprender el viaje.

 

Motor y transmisión – En esta función permitirá elegir entre 4 distintos modos de manejo: Sport, Eco, Nieve y Standard; para cualquier tipo de condición de camino como carretera, ciudad o incluso climas extremos como la nieve. Y con características de desempeño según lo requiera el conductor.

 

Volante – La maniobrabilidad del vehículo depende de esta función, la cual se puede configurar en dos modalidades:

  • Modalidad del volante – Tiene tres opciones (Sport+ / Sport / Estándar)
  • Respuesta del volante – Tiene tres opciones (Rápida+/ Rápida / Estándar)

Suspensión – Para un manejo deportivo se puede ajustar la suspensión al modo deportivo, o bien, para condiciones normales el modo estándar.

 

Control activo de trazo – El sistema controla la presión de los frenos de manera individual en cada neumático, en función de los movimientos del volante que realiza el conductor al tomar curvas, ideal para cualquier condición de manejo carretera o ciudad.